miércoles, 23 de julio de 2008

Hasta que el sitio aguante

Otro de esos bonitos juegos con monedas...

Supongamos que somos jugadores perfectos, que tenemos una mesa perfecta (y común) y que tenemos suficientes monedas perfectas como para cubrir completamente la superficie de la mesa. El juego consiste en que cada uno de los jugadores va poniendo una moneda por turno sobre la superficie de la mesa. Pierde el juego aquel jugador que no pueda poner su moneda en su turno, por haberse agotado el espacio disponible.

En estas condiciones, ¿qué jugador ganará siempre la partida, y cómo hará para lograrlo?

Si queréis practicar el juego siempre podéis optar por jugar con CDs y mesas pequeñas, je, je; más que nada por abreviar...

9 comentarios:

medianero dijo...

¿Las monedas de ambos jugadores son del mismo tamaño? :D

Hernan Berguan dijo...

Son monedas perfectas perfectamente iguales.
(Es un juego ideal.)

Eskrupulos dijo...

¿La mesa es rectangular, cuadrada, redonda?

Hernan Berguan dijo...

Puedes ganar en mesas rectangulares, cuadradas o redondas con la misma estrategia...
:)

Eskrupulos dijo...

¿¿Que estrategia?? si solo podemos poner monedas...

¿se puede elegir el lugar para molestar al rival?

¿Hay que ponerlas ordenadas??

Anónimo dijo...

No lo he probado empiricamente, pero... a bote pronto se me ocurre que para ganar, tienes que empezar a poner la 1ª moneda.
¿Por qué? Quizás si te aseguras ese primer 'hueco' y tratandose de monedas y mesa ideal, no dejas el 'hueco' final al adversario.
/s

Hernan Berguan dijo...

Anónimo ha tenido un buen comienzo... tal vez.
:)

Eskrupulos dijo...

"a priori" no se puede saber si en la mesa cabe un numero par o impar de monedas...

Bueno, jugando con un folio y CD´s si, pero no creo que se pueda generalizar

Hernan Berguan dijo...

Si tu oponente es un jugador perfecto, y comienza él moviendo, mucho me temo que sí se puede saber que cabrán un número impar de monedas en la mesa...
:-)